Un minuto de silencio pone punto final a las denuncias y peticiones para eliminar la violencia del hombre contra la mujer

Un minuto de silencio pone punto final a las denuncias y peticiones para eliminar la violencia del hombre contra la mujer

Viernes, 23 de noviembre, vecinos, asociaciones, alumnos de distintos centros formativos, políticos, trabajadores del ayuntamiento y cuerpos de seguridad se reúnen en la plaza Joan de Ribera para celebrar el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Todos aportan su colaboración y juntos guardan al final un minuto de silencio.

El acto comenzó puntual. A las 12.30 horas, la concejal de la mujer, Eloísa Rosa Martínez, dio la bienvenida a los asistentes y anunció uno a uno los colectivos que se iban a sumar a la celebración: el Col·lectiu de Dones, la Escuela Permanente de Adultos, el Taller de Mujeres, el Programa de Cualificación Profesional Inicial de Jardinería, el Instituto de Educación Secundaria, el Programa de Convivencia y, finalmente, el propio Ayuntamiento de Puçol.

Amparo Marco, la representante del Col·lectiu de Dones, destacó el trabajo que se ha realizado en los últimos años desde todos los ámbitos, adoptando un papel activo para erradicar la violencia contra las mujeres, “un esfuerzo en el que debemos seguir insistiendo, pues creemos necesario reiterar nuestro compromiso con las víctimas e insistir en nuestra determinación hasta logar erradicar una violencia que no cabe en nuestra sociedad”.

Dami Escobar, Víctor López, Dilan Sánchez y Álex Llorca fueron los cuatro alumnos de la Escuela Permanente de Adultos encargados de leer textos seleccionados en las clases de la EPA para trabajar y sensibilizar sobre la violencia de género. Textos emotivos, plagados de sentimiento, dolor, denuncia y esperanza: “Sí, sí, te entiendo. Entiendo que dices que me quieres, que quieres que sea tu sueño. Pero yo no entiendo que si me quieres no me aceptes como soy, que no me escuches, que me grites, me faltes al espeto porque te saca de tus casillas que exponga mis ideas o sentimientos”.

Marcela López y Mª Jesús Alamar, en representación del Taller de Mujeres, leyeron dos textos escritos por Amparo Martínez, centrados en la violencia de género y en clamar por una existencia pacífica, con palabras que animan a la igualdad: “Mujer, tú no eres de segunda categoría, eres un ser especial; no soportes más la violencia machista; todo es fruto del rencor y de los celos; los hombres no soportan que seamos más fuertes, por lo tanto intentan humillaros; no poseen otras armas. Gracias a Dios, esta situación está cambiando”.

A partir de un texto obtenido del programa Stop Violencia (Vive en igualdad, vive sin violencia), la alumna Grego Gálvez Pavo, como alumna del PCPI de jardinería, explicó a los asistentes que nadie es de nadie y que cuando una relación no funciona hay que empezar de nuevo: “Finalmente abrí los ojos y me llegó la liberación. El problema no era mío, sino de él. Una mañana de primavera decidí comenzar mi vida de nuevo, sola. Lo dejé y hablé. Me dije que nunca más viviría ese tipo de violencia y así ha sido. No más violencia de género: nadie es de nadie”.

Los alumnos de 4º del Programa de Diversificación Curricular del instituto formaban el grupo más numeroso, tanto en cuanto a número de alumnos presentes en el acto como a la hora de acercarse al micro para participar en una lectura conjunta: Fabiola Iasinovschi, Alberto Escudero, Solomia Solohub, Alba Ricarte y Alexandra Taipe desglosaron un manifiesto en el que exponían la realidad actual, clamaban por la necesidad de medidas de prevención, denunciaban la necesidad de una justicia rápida, exigían un cambio en el discurso de los medios de comunicación y, finalmente, promovieron una reflexión por la igualdad.

Por su parte, los alumnos del Programa de Convivencia acudieron al acto exhibiendo pancartas reivindicativas, como también lo hicieron los del PCPI o los del instituto, con lemas tan significativos como: “Recuerda: la mujer te dio la vida, no se la quites”, “Ante el maltrato: tolerancia cero”, “Contra el maltrato no hay trato” o “No escondas tus heridas”.

Antes del minuto de silencio con el que finalizó el acto —que fue acompañado con la música del compositor japonés Joe Hisaishi—, fue la concejal Eloísa Rosa la encargada de leer la declaración institucional con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Un texto en el que se denuncia una situación que aún se mantiene y contra la que hay que seguir luchando, y que finalizaba con estas palabras: “El Ayuntamiento de Puçol expresa su apoyo incondicional a todas las víctimas de este drama social y sus familias, porque ante este tipo de violencia todos somos uno y debemos mostrar tolerancia cero. Todos unidos ante este tipo de actos violentos que atentan frontalmente contra el valor esencial de la dignidad de las mujeres y conculcan los principios más fundamentales de nuestro Estado democrático y de derecho”.

Informa: Sabín

fotos_noticia

1096-acto-contra-violencia-4

26 Noviembre 2012
FaceBook  Twitter  

Información Adicional