Artículo de Vox del mes de marzo: «8 de marzo y los siguientes 364, son el día de la Mujer»

Este es el artículo de Vox de marzo, titulado 8 de marzo y los siguientes 364, son el día de la Mujer. Tal como contempla el Reglamento de Medios de Comunicación aprobado en 2008, los grupos políticos municipales pueden publicar en la página web municipal un texto de opinión sobre cada pleno que se realice y un artículo sobre el tema que ellos elijan cada mes.

El 8 de marzo de 2020 será recordado eterna y tristemente como el día en el que el Gobierno de la nación de España, teniendo ya amplia información de las autoridades sanitarias nacionales e internacionales sobre la mortal propagación del virus en territorio nacional y el riesgo inminente de una explosión sanitaria, optó por ocultarla a los españoles. Desde entonces, un año después, sobre 100.000 españoles, porque no sabremos nunca el número exacto, han perdido la vida a causa de la COVID-19, y cientos de miles de trabajadores y autónomos han perdido su medio de vida y, otras tantas empresas y comercios se han visto abocados al cierre total. En estos momentos España registra 4.000.000 de parados y casi un millón más en ERTE, decenas de miles de empresas han cerrado y decenas de miles de negocios se han arruinado.

De todo esto hay un único responsable, el Gobierno, que a pesar de la vital información de que disponía, mantuvo las fronteras abiertas, ignoró la necesidad de hacer acopio de material sanitario y aparentó normalidad con el único objetivo de llevar a cabo su agenda ideológica en forma de manifestaciones feministas por toda España.

Recuerdo bien aquel lema que decía que «El machismo mata más que el Coronavirus» o el otro que decía la vicepresidenta Carmen Calvo que «Nos va la vida en ello», y hasta hoy, incluso ya hay medios y agencias que se atreven a decir que aquella manifestación causó una ola de 20.000 muertos y miles de contagios que se expandieron como un sunami, que de haberse anulado en su momento cuando Vox, por ejemplo, lo pedía, hubieran frenado el gran desastre que hemos padecido, y que todavía arrastramos, y que seguiremos padeciendo durante mucho tiempo más.

Hace años que el día 8 de marzo se ha convertido en una fecha manipulada ideológicamente y utilizada como arma arrojadiza en una guerra de sexos que envenena la sociedad. Este día ha sido utilizado para dividir a las familias enfrentando a hombres contra mujeres y colectivizar a la mujer trabajadora, como si necesitara de unos políticos que la defiendan para saber que su dignidad y derechos son los mismos sin importar su sexo.

El 8 de marzo de 2020 forma ya parte de la historia de nuestra nación. Millones de españoles reclaman de nosotros que honremos con nuestra conducta la memoria de todos los fallecidos, de todos los violentados, de todas las víctimas del coronavirus. Millones de españoles nos exigen que no olvidemos y que el 8 de marzo no sea ya recordado por la ignominia de un gobierno irresponsable, sino que recordemos a cuantos con su esfuerzo, entrega y dedicación hicieron posible nuestra supervivencia en los momentos más duros del confinamiento domiciliario forzoso: todos los empleados públicos y trabajadores de los sectores de la sanidad, la seguridad, la logística y transporte, sector primario y alimentación.

El 8 de marzo conmemora los esfuerzos de mujeres y hombres por lograr la igualdad de derechos entre ambos sexos. Reivindicar la figura femenina en este día no consiste en convertir a las mujeres en una consigna política ni en colectivizarlas y presentar un falso panorama de opresión del hombre hacia la mujer en nuestro país como pretenden todos los partidos que han firmado esta propuesta. Reivindicar la figura femenina hoy desde la política consiste en trabajar por solucionar sus problemas, igual que los de los hombres, niños o ancianos.

Por eso, este 8 de marzo, este grupo político quiere estar con aquellas mujeres que han sido abandonadas por el feminismo sectario porque no son útiles para sus reivindicaciones. Desde Vox Puçol queremos alzar la voz específicamente por las niñas menores tuteladas en Mallorca que fueron explotadas sexualmente con el silencio cómplice de un gobierno indigno del PSOE, y que hoy, sus elegidos democráticamente en Puçol se quisieron erigir en el pasado pleno como paladines del feminismo demostrando que son simples marionetas al servicio hipócrita de su partido, mientras permiten que no se investigue ese caso.

Por desgracia para ellos, la Eurocámara ha pedido respuestas oficiales a Iglesias y Marlaska por los abusos a menores tutelados exigiéndoles explicaciones detalladas a ambos miembros del Gobierno sobre qué medidas y soluciones han adoptado sus ministerios para erradicar el caso y proteger a los menores de Baleares. Pero eso parece que no va con los progres. Miren señores del PSOE, déjense de falsos defensores del feminismo y exijan a su gobierno que investiguen estos casos, o callen para siempre.

Del mismo modo, desde Vox queremos reivindicar feminismo y justicia por la menor que estaba bajo la tutela de la Generalitat Valenciana, y donde esta niña de entonces apenas 15 años acusó al educador del Centro de Acogida Niño Jesús de Valencia, que casualmente en esos momentos era el marido de la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, y según la menor, este llegó a abusar de ella hasta en 10 ocasiones. Y ahora, de nuevo ese mismo pleno, Compromís de Puçol, quería mostrar de nuevo su feminismo fariseo, sin haber condenado jamás este caso. Mostrando una vez más, y por lo visto lo va a seguir haciendo dos veces cada año para su vergüenza, porque este caso lo van a arrastrar mientras exista su partido.

Por eso, la primera medida que exigimos para este 8 de marzo, la más urgente e importante, es que se investigue, se sepa la verdad y se asuman responsabilidades políticas por años de complicidad con la corrupción de las más vulnerables de nuestra sociedad: niñas sin la protección de una familia.

No están autorizados a reivindicar el respeto a la mujer mientras PSOE y Compromís de Puçol miran hacia otro lado con casos como estos, como ha hecho el actual Gobierno de España al negarse a investigar e imputar responsabilidades, tanto penales como políticas, por estos hechos.

Este es un día para agradecer a todos los españoles que han luchado por alcanzar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres y han hecho de España, a lo largo de la historia, un país de libertad y respeto por la dignidad de todos.

Sin embargo, en el pasado pleno, asistimos de nuevo a una instrumentalización de la mujer y una manipulación de la realidad con el beneplácito ciertos partidos interesados que tratan de dividir a la sociedad en grupos excluyentes con intereses contrarios. Tras la excusa de defender los intereses de estos colectivos minoritarios, su verdadero fin es imponer su visión del mundo y la persona a toda la sociedad. No quieren el empoderamiento de la mujer, quieren conseguir el poder para ellos sirviéndose de la mujer.

Les costará ver que el feminismo radical pretende dividir la sociedad en dos mitades enfrentadas: abusadores y víctimas, hombre y mujer. Si su fin fuera realmente la libertad, respetarían las diferencias entre las mujeres y no tratarían de colectivizarlas y de hablar por ellas. Las mujeres no necesitan que las victimicen por todo como han vuelto a intentar con esta propuesta donde dicen por ejemplo que «El impacto que está teniendo la COVID-19 en las mujeres es mayor en el número total de casos a pesar de que la prevalencia es más alta en hombres». Una rocambolesca frase que les delata de nuevo en sus intereses políticos.

Es por eso Vox quiere solicitar que se declare el día 8 de marzo como Día Nacional de las Víctimas del Coronavirus, en homenaje a todos aquellos hombres y mujeres que se sacrificaron en los momentos de mayor dificultad los meses de marzo y abril de 2020 y a todos los afectados por el coronavirus, pasados, presentes y futuros.

Una opinión de Vox

logo-vox-2020

08 Marzo 2021
FaceBook  Twitter  

Información Adicional