Artículo de Vox del mes de enero: «Por un Puçol y un país con futuro»

Este es el artículo de Vox de enero, titulado Por un Puçol y un país con futuro. Tal como contempla el Reglamento de Medios de Comunicación aprobado en 2008, los grupos políticos municipales pueden publicar en la página web municipal un texto de opinión sobre cada pleno que se realice y un artículo sobre el tema que ellos elijan cada mes.

Espero mucho de este Gobierno cuatripartito, siempre y cuando los que controlan las áreas más importantes del mismo logren crear un efectivo plan de empleo, de riqueza, de industrialización, turístico, próspero y modernista, entre otros fines, y siempre en beneficio del pueblo.

Me consta que hacen su trabajo con tesón, en eso no tengo duda, y espero la efectividad a corto y medio plazo. Esa es la filosofía de un gobernante de la denominada derecha. Yo, desde mi posición, actuaré con coherencia para que todo esto se pueda engendrar sin desatender la filosofía y los 100 puntos de VOX, para eso nos han votado casi un 18 % de la población.

Lo que me da desconfianza, y a veces hasta repelús, es el reciente Gobierno nacional que sólo promete progresismo y nos habla continuamente de alarma medioambiental, emergencia climática, animalismo, buenismo, emergencia feminista…, y nos acusa continuamente a los demócratas y constitucionalistas de fascistas o extrema derecha, entre otras cosas.

Eso es lo me da hasta miedo cuando los escucho en su salsa. Cuando vemos todos los españoles que los verdaderos extremistas, fascistas, comunistas, bolivarianos, proetarras, separatistas, independentistas, antiespañoles…, son ellos, los que han conformado este régimen de administración y los que han apoyado de una manera u otra el actual Gobierno que nos ha tocado.

Han pasado unas elecciones prometiendo unas cosas y soltando bilis por sus bocas unos contra otros, y ahora van y se juntan en un abrazo que da miedo, mucho miedo. Deberían analizar sus conductas, ya que muestran claras definiciones psicóticas de mentirosos empedernidos y ávidos de poder para, algunos separar España y otros para controlar al resto… con el dinero de todos, claro.

El progresismo rancio que prometen no tiene nada que ver con un progreso futuro, más bien con un regresismo a los tiempos del caciquismo y la vida loca. La prueba está en el elenco de ministros y cargos públicos a dedo que han colocado, comunistas, bolivarianos, antimonárquicos y otras lindeces que no puedo publicar, aunque sean demostrables, porque me censurarían mi libertad de expresión, seguramente. Prometen tanta riqueza y reparto del dinero público que como no tengan un as en la manga, agotarán las arcas del estado en un plis plas.

Lo que de verdad me motiva, desde mi posición, es que los simpatizantes de Vox no tienen miedo a decir y hacer las cosas con honestidad, verdad y sin romper nada. Y mientras quede gente limpia y justicia sin manipulación, este pueblo, y este país, por ellos, y por todo el pueblo restante —y no importa que no nos hayan votado: muchos lo harán en las próximas elecciones—, seguiré defendiendo la VOZ desde cualquier estrado que pueda representar.

¡VIVA ESPAÑA! ¡VIVA EL REY!

Una opinión de Vox

27 Enero 2020
FaceBook  Twitter  

Información Adicional