Empuju y Emcuju, creando empleo joven

Empuju y Emcuju son dos proyectos que forman parte del plan integral de formación y empleo para jóvenes puesto en marcha por la Generalitat Valenciana y cofinanciado por el Fondo Social Europeo, con el objetivo de contratar a jóvenes menores de 30 años, en el marco del sistema nacional de Garantía juvenil. La diferencia entre ambos es que el Emcuju va dirigido a jóvenes cualificados, que hayan finalizado los estudios correspondientes.

El Ayuntamiento de Puçol viene apostando por la creación de empleo para menores de 30 años, eligiendo la titulación adecuada en cada caso, dentro del programa Emcuju. El pasado año fue un abogado para el área de Contratación, mientras que este año son tres los vecinos contratados para desarrollar labores administrativas en distintos departamentos, por lo que se ha buscado entre distintas ramas en Formación Profesional.

Pablo Soriano ya estuvo en el Ayuntamiento con La Dipu te Beca, aunque como becario apenas podía realizar gestiones directamente, mientras que ahora «me ocupo de todo, incluidos el registro y trámites. Está siendo una magnífica experiencia».

También Andrea Escamilla había participado en La Dipu te Beca, aunque ahora, en Urbanismo, el trabajo es mucho más complejo: «Al principio me agobiaba, pero ahora que he aprendido la dinámica de las órdenes de trabajo y los albaranes, el trabajo me está gustando».

Por su parte, Alejandro Bayarri no tenía ninguna experiencia previa, pero su trabajo en Contratación, encargándose de contratos, obras menores, servicios y suministros, lo lleva «muy bien, por ahora. Además, me permite me cuenta como experiencia para las oposiciones que quiero estudiar en el futuro a administrativo del Estado».

En el caso del Empuju, también destinado a jóvenes menores de 30 años, pero sin ninguna titulación, por lo que son más vulnerables a quedar fuera del mercado laboral. Los candidatos para cada contrato llegan siempre a través del Labora (antiguo Servef) y es el Ayuntamiento quien realiza la baremación final, teniendo en cuenta criterios familiares y socio-económicos de la unidad familiar, además del currículum académico.

«Empuju y Emcuju son buenos ejemplos de que es fundamental estar inscritos en el paro», subraya Elena Camarero, concejal de Empleo. «Algunos jóvenes piensan que no hay opciones, pero proyectos como estos, con apoyo del Fondo Social Europeo, nos están permitiendo realizar contrataciones de un año de duración y ofrecer una primera experiencia laboral a los jóvenes».

Informa y fotos: Sabín

624-empuju-y-emcuju-2

06 Noviembre 2019
FaceBook  Twitter  

Información Adicional