Artículo de Vox del mes de agosto: «La extrema progresista»

Este es el artículo de agosto de Vox, titulado La extrema progresista. Tal como contempla el Reglamento de Medios de Comunicación aprobado en 2008, los grupos políticos municipales pueden publicar en la página web municipal un texto de opinión sobre cada pleno que se realice y un artículo sobre el tema que ellos elijan cada mes.

En estos últimos tiempos, ciertos políticos se identifican con las palabras «progresistas» o «feministas», y según Wikipedia, el progresismo es una tendencia política, que no una ideología, donde se defienden ideas consideradas «avanzadas», sobre todo aquellas orientadas hacia el desarrollo, manipulado e intencionado, de un estado del bienestar, la defensa de derechos civiles, reformas en lo social (enfrentamiento de los géneros), en la educación de los niños en las escuelas, y cierta redistribución de la riqueza (comunismo, socialismo).

Incluso abanderan un falso feminismo oportunista basándose en la desgracia de la violencia hacia las mujeres, mientras ocultan la que existe en el entorno de familia hacia los niños, mayores o hacia los hombres.

Bajo este progresismo, existe y se puede ver en la actualidad, una forma de adoctrinamiento camuflado, ya sea en forma de imposición en las escuelas o en la administración de la lengua catalanizada del valenciano, así como la perspectiva de género en las aulas, pero ante todo, pretenden profundizar en la libertad del individuo, de nuestros hijos, e imponernos su criterio sin nuestra autorización.

El progresismo lo abanderan los partidos de izquierda, aunque más bien son ya de extrema izquierda, ya que han perdido la capacidad de seguir vendiendo que defienden al obrero y trabajador y, han cambiado su discurso hacia la falsa promesa del «progresismo» atacando a los partidos constitucionalistas como Vox, que lo único que hace es defender la Constitución y la unidad territorial de España.

Ante lo cual, han visto que se les acaban los argumentos y el vivir del clásico chollo político, y el próximo objetivo es enfrentar a hombres contra mujeres en una maquinaria orquestada bajo la industria de la perspectiva de género. Y de haber otras elecciones en breve, seguramente alguno de estos partidos de extrema izquierda sufra un descalabro monumental.

Vox va a estar vigilante para que en el pueblo de Puçol no se coarten las libertades de elección de educación ni imposición de catalanismos, ni ideologías de género, y pone a disposición de todos los padres el denominado Pin Parental (buscar por Internet) para que los padres puedan elegir y estar informados de cualquier materia externa a la educación que quieran imponerle a sus hijos.

Vox va a ser el partido que más va a condenar las imposiciones progresistas, así como la violencia hacia las mujeres, prueba de ello es que es el que está solicitando en el Congreso la prisión permanente contra los delincuentes contra el sexo femenino, que no género.

Una opinión de Vox

27 Agosto 2019
FaceBook  Twitter  

Información Adicional