Dos protagonistas rememoran cómo los rojos y los azules se fusionaron hace 65 años para crear la UD Puçol

Nunca recuperar un trozo de la historia fue tan divertido: tres porteros y un extremo derecho, aunque jugaba por la izquierda, se reúnen para rememorar una campaña de hace 65 años, cuando la rivalidad de dos equipos locales dio lugar a la creación del único club que hoy existe. Goles no ha marcado nadie (con tanto portero), pero la historia de la Unión Deportiva Puçol nunca fue contada de una forma tan personal y divertida.

En 1949, Antonio Juan era un joven extremo derecha que jugaba al fútbol con sus amigos en la plaza, entre los arcos del Palau arzobispal, y que pertenecía al Atlétic, equipo sin campo de fútbol propio al que los vecinos llamaban los “rojos”, quizá por su camiseta blanquirroja, aunque para muchos aquella definición también escondía una alusión política.

Aquel mismo año, José Mª Esteve formaba parte del otro equipo de fútbol local, el Esplai, con camiseta azul y con un campo propiedad de la Parroquia, construido gracias a la aportación de terrenos de algunos propietarios de la población, simpatizantes de este equipo a quienes los vecinos llamaban los “azules”, quién sabe si por el color de su indumentaria…

En 1950, ambos equipos se fusionaron para crear la Unión Deportiva Puçol, el equipo local. Fue un momento clave, porque en aquella época el primero ya tenía 900 socios y el segundo otros 700… y no todos estaban dispuestos a compartir asiento con el que hasta unos días antes era el “eterno rival”.

Durante la mañana del 9 de abril de 2015, el Departamento de Comunicación y los festeros de este año han sentado en la misma mesa Antonio Juan y José Mª Esteve para preparar un artículo histórico para el libro de fiestas.

Ambos han rememorado cómo fue la fusión del Atlétic y el Esplai entre risas, anécdotas y un ambiente realmente familiar. Una rememoración histórica, con la ayuda de Pablo Esteve, el cap dels festers de este año, ya que la historia completa, junto a fotos inéditas y alguna sorpresa formarán parte del libro de fiestas que están preparando para las fiestas de septiembre.

Lo más curioso ha sido comprobar la complicidad entre los cuatro participantes en la charla, quizá porque todos han vivido el fútbol desde dentro y, por una vez, dominaba la parte defensiva: tres de ellos han sido porteros y sólo Antonio defendía la importancia del ataque… aunque no era un día para meter muchos goles.

El interés por contar la historia de otra forma surge tras constatar que estos días el pueblo anda entusiasmado con los temas históricos: acaba de agotarse en las cuatro papelerías locales la primera edición del libro Puçol en la memoria (que recoge la primera parte del siglo XX en la población, en una edición con 300 páginas y 1000 fotos) y el tema de moda es rememorar viejos tiempos… aunque el enfoque que preparan para el libro de fiestas promete sorpresas.

A mediados de julio, cuando se presente el libro en el Espai Social La Barraca, conoceremos el final de la historia.

No os la perdáis. No tiene desperdicio.

Informa y fotos: Sabín

326-los-orignes-de-la-ud-pucol2

 

10 Abril 2015
FaceBook  Twitter  

Información Adicional