Unión Valenciana rechaza los presupuestos porque suponen recuperar antiguos vicios del PSOE ya olvidados

Unión Valenciana rechaza los presupuestos porque suponen recuperar antiguos vicios del PSOE ya olvidados

Un servidor manifestaba en el debate de los presupuestos del año 2003 la necesaria participación de los grupos políticos en lo que todos consideramos que es la estructura fundamental de todo ayuntamiento: las cuentas municipales. Unión Valenciana así lo entendía y así lo estaba haciendo.

Y recuerdo que decía el año pasado que se trataba de unos presupuestos equilibrados y que podían ejecutarse con normalidad. También que eran unos presupuestos prudentes y perfectamente aprobables. Y acababa diciendo que eran unos presupuestos de consenso.

A mí me hubiera gustado haber tenido –como en los anteriores cuatro años– la predisposición a aprobar los presupuestos municipales para el 2004.

Ya en los informes emitidos por el Departamento de Intervención, en las Bases de Ejecución, se refleja la pura realidad y la situación actual de nuestro ayuntamiento.

Que el endeudamiento global o “deuda viva” se sitúe casi en un 43% es difícil de entender para nuestros vecinos, pero si se les dice que actualmente el Ayuntamiento de Puçol debe más de cinco millones de euros, o lo que es lo miso, más de 850 millones de las antiguas pesetas, ya es más inteligible y alarmante.

Y es que nuestros conciudadanos han de saber que el Ayuntamiento de Puçol tiene créditos contraídos hasta el año 2020, y que corresponden, en su mayoría, al pago de las inversiones que aún se deben, comenzando por el año 2000, además de la refinanciación con el Banco de Crédito Local que se realizó en el año 2002, y de la cual aún resta por pagar 1.636.000 euros.

Si a eso añadimos que en la estructura del presupuesto general se observan ciertas consideraciones a tener muy en cuenta, resulta que el panorama actual no es que no sea halagüeño, sino que, además, si no se subsana podríamos tener verdaderos problemas.

Y es que se dice que está en estudio la desaparición de la Fundación Municipal de Cultura y Deportes, para economizar trámites y evitar duplicidades. Eso da a entender que durante estos años hemos estado suportando gastos innecesarios, que finalmente han repercutido negativamente en el bolsillo de los ciudadanos.

También se considera que debe cambiarse la actual situación de Vídeo Industrial Puçol, y que debe ser el ayuntamiento quien asuma los servicios del personal contratado en la Escuela de Personas Adultas, el gabinete psicopedagógico y las conserjerías, y que también así eliminaríamos duplicidad de estructuras.

Es una buena consideración que los grupos de la oposición siempre hemos estado diciendo, pero que el PSOE nos lo ha echado siempre en cara... aunque ahora nos da la razón.

En cuanto al servicio de la Radio Local, es evidente que, aunque interesante, ya se prevé como una actividad deficitaria y no estamos dispuestos en Unión Valenciana a que el ayuntamiento tenga que soportar una actividad que ya nace con déficit.

En cuanto a Gespul, es muy significativo que también nos den la razón, y que los servicios de jardinería y limpieza viaria deben ser definitivamente asumidos por el propio ayuntamiento.

Tengo que decir que este año algunas de las propuestas de nuestro partido habían sido admitidas y añadidas a las cuentas, como en un acto de buena voluntad, pero también tengo que decir que no se han recogido en toda su  extensión y que algunas de estas propuestas, que

25 Mayo 2004
FaceBook  Twitter  

Información Adicional