Hoy martes, 19 de febrero, se ha distribuido combustible para la calefacción en los colegios públicos

El lunes 18 de febrero, los servicios técnicos municipales localizaron nuevas remesas de combustible de biomasa (pellets) para las calderas de los colegios públicos y, tras distribuir la información por redes sociales, también llegó la aportación de un empresario local. Hoy martes, la brigada municipal ha distribuido 3.000 kilos traídos desde Ontinyent y otros 1.500 kilos de Michalis, en Puçol. Mientras, continúa la búsqueda para abastecer de nuevo en las próximas semanas.

Los colegios públicos piden la recarga de pellets para las calderas normalmente una semana antes de que los silos de almacenamiento se agoten. La última petición fue el 23 de enero y desde ese momento comenzó, por parte de los servicios técnicos municipales, la búsqueda de un material que en estos dos primeros meses del año es difícil de encontrar.

Naturfoc, el proveedor habitual de Puçol, manifestó que el sector atraviesa un momento delicado por falta de materia prima y que no se podían servir las 20 toneladas que había solicitado el Ayuntamiento para una de las cuatro recargas que se suelen realizar cada año de los silos de almacenamiento en los colegios. Estas recargas las realiza directamente la empresa, con contenedores de mil kilos que son vertidos directamente en los silos de cada caldera.

La primera solución llegó el 7 de febrero, con un envío puntual 1.000 kilos en Montaverner, con la condición de que fuera la brigada municipal de Puçol quien acudiera a recoger los sacos de 15 kilos, los transportara a los colegios de la población y los vaciara uno a uno en los silos de las calderas.

«Aunque es un formato doméstico con el que nunca habíamos trabajado, enviamos un vehículo de la brigada para recoger esos mil kilos en Montaverner, los llevamos a los tres colegios públicos, y los componentes de la brigada los vaciaron uno a uno en los silos de cada colegio», recuerda la alcaldesa Lola Sánchez.

Tras contactar con otros proveedores industriales, como Genertec y Biofor, y también con proveedores domésticos, como Leroy Merlin y Bricor, el resultado fue el mismo: la falta de buena materia prima ha ocasionado en estas últimas semanas una falta de suministro en el sector de combustible de biomasa, lo que fundamentalmente afecta al servicio en colegios públicos, polideportivos y otras instalaciones de distintas poblaciones.

El lunes 18 de febrero se consiguió reunir otra partida, en Ontinyent, con un total de 3.000 kilos de pellets, por lo que se realizaron las gestiones para enviar un camión de la brigada municipal a recogerlos el martes 19 por la mañana para repartirlos entre los tres colegios públicos: Jaume I, Luis Vives y Obispo Hervás.

«Esta mañana el camión ha recogido el combustible de biomasa en Ontinyent y antes de mediodía ya se había repartido entre los tres colegios», puntualiza la alcaldesa. «Al mismo tiempo, Michalis, un proveedor doméstico local, tras leer la noticia en las redes sociales municipales, nos avisó que podía aportar el material de que disponía y así lo ha hecho: hemos contactado con él esta misma mañana y también nos ha podido enviar una tonelada y media, por lo que el suministro está garantizado para lo que queda del mes de febrero».

No obstante, las peticiones a los distintos proveedores siguen en marcha y los técnicos municipales mantienen las peticiones iniciales y en cuanto el sector se normalice, esperan recibir las 20 toneladas solicitadas en enero, para resolver definitivamente el servicio en los colegios públicos hasta el final del invierno.

Informa: Sabín | Fotos: Sergio Maestro

fotos face

 

112-brigada-distribuye-pellets-3

19 Febrero 2019
FaceBook  Twitter  

Información Adicional